string(73) "https://da.cl/wp-content/uploads/2022/04/agencia_diseño_ux-1-scaled.jpg"
int(1) string(50) "https://da.cl/wp-content/uploads/2021/10/emily.png" string(14) "Emily Teixeira"

Diseño UX/UI

¿Qué es el diseño centrado en los usuarios?

Abril 25, 2022

Palabras de
Emily Teixeira
Aunque aún existe en parte del imaginario colectivo la percepción de que diseñar significa «poner algo bonito», lo cierto es que muchas compañías empiezan a entender que el diseño va mucho más allá de la estética y ven el valor diferencial que les puede aportar la disciplina. 

 

A partir de los años 90, gracias a los aportes del profesor norteamericano especializado en ingeniería de la usabilidad Donald Norman, quien puso de manifiesto dos aspectos que cambiaron el mundo del diseño:

 

“La usabilidad de los productos y la conveniencia de incorporar las necesidades y los intereses reales del usuario.”

 

Norman colocó por primera vez al usuario en el centro del diseño, inaugurando así la era del user centric. Pero, ¿Qué es exactamente el Diseño Centrado en el Usuario (DCU)? El desarrollador de software HubSpot lo define como:

 

”Un proceso de diseño iterativo en el que los diseñadores se centran en los consumidores y sus necesidades apoyándose en una variedad de técnicas de investigación para crear productos y servicios altamente utilizables y accesibles”.

 

El diseño centrado en los usuarios se convierte en un aspecto estratégico para las empresas que quieran tener éxito y la escucha e interacción constante con las personas usuarias debe formar parte de sus metodologías de trabajo.

 

 

 

 

 

En que ámbitos debe emplearse el DCU

 

Conocer lo que opinan los usuarios se ha vuelto fundamental para las compañías a la hora de desarrollar sus estrategias y esto influye, por ejemplo, en la forma de diseñar sus productos digitales (dispositivos, webs, aplicaciones, servicios digitales, entre otros). Recordemos que el diseño abarca muchas áreas, y en los servicios digitales también es importante centrarse en los usuarios, ya que ellos deben entender de la manera más fácil lo que se busca transmitir mediante diferentes comunicaciones. Por lo tanto, las compañías enfocadas en ofrecer servicios de branding, diseño gráfico y publicidad, si necesitan enfocarse en una estrategia que vaya más allá de complacer los requerimientos del cliente, debe haber una consistencia entre lo que se desea hacer y lo que realmente funciona para las personas que van a recibir la información.

 

Esto nos lleva a la investigación y cocreación con las personas. Ya no se trata de lanzar productos y servicios al mercado y ver cómo éste reacciona, sino que es indispensable conversar desde el inicio con nuestros usuarios, para conseguir el máximo entendimiento y comprensión que nos permita idear y prototipar mejores soluciones.

 

Vivimos en un momento de eclosión del diseño, como disciplina estratégica que permite a las empresas diferenciarse mediante la comprensión de la persona usuaria y la cocreación e iteración de las soluciones innovadoras que cambiarán el mercado. EL DCU se ha revelado fundamental a la hora de proporcionar una mejor experiencia al usuario y ha cobrado gran importancia para las empresas en los últimos años. Las compañías deberían pensar en él en términos estratégicos teniendo en cuenta que el DCU es más que una sensación, es más que un departamento, es más que una fase, es más que un producto.

 

 

Proceso del DCU

 

La estrategia del DCU se compone de la siguiente forma:

 

Investigar: Se analizan las características de los usuarios, es decir, se identifica a las personas que usarán el producto o servicio, para qué lo usarán y las condiciones en las que lo usarán.

 

Definir: El objetivo es alcanzar soluciones deseables, factibles y viables. Para ello, tras estudiar a los usuarios y determinar una gama de soluciones, se comienza a investigar cuáles son técnicamente factibles y cómo hacer que sean financieramente viables.

 

Generar: Esta parte del proceso va desde un concepto aproximado al diseño completo. En base a lo aprendido, surgirán numerosas ideas, se identificarán oportunidades, y se probarán y perfeccionarán soluciones a través de prototipos o bocetos.

 

Evaluar: Cuanto antes se muestre el diseño a los usuarios reales y se obtengan sus comentarios, más fácil será dar con una solución óptima.

 

 

 

 

 

Te recomendamos explorar las posibilidades que el diseño centrado en el usuario tiene para tu compañía. El DCU mejora la presencia digital y los productos para que estén realmente enfocados en las necesidades y en dar bienestar a los clientes.